viernes, 22 de febrero de 2008

Del manicomio........

Una loca se divierte corriendo en su silla de ruedas a lo largo y ancho del pasillo de un manicomio, imitando ruidos de coches de carrera.

De repente sale un loco de una habitación, la detiene y le dice:

-“Disculpe señora, pero excede usted el límite de velocidad permitido en esta autopista. -¿Puedo ver su registro de conductor?”.

La loca se pone a buscar en su bata y saca un boleto del metro ya usado.

El loco verifica el documento, se lo devuelve y después de advertirle sobre los peligros del exceso de velocidad, la deja seguir.

La loca reemprende su particular 500 millas de Indianápolis y al pasar otra vez ante la habitación del loco, éste surge de nuevo…..

Vuelve a detenerla y dice:

-“Disculpe señorita, pero he visto como pasaba la doble línea continua…Le importaría mostrarme la documentación del vehiculo?”.

La loca revuelve otra vez en sus bolsillos y exhibe una apolillada cuenta del supermercado. El loco comprueba que los papeles están en regla, vuelve a amonestarla y deja que se vaya otra vez.

La loca se lanza de nuevo a toda velocidad por los pasillos…. Y al volver a pasar por el mismo sitio, el loco emerge por tercera vez de su habitación, pero ahora totalmente desnudo, con el pene en la mano y con una tremenda y enorme erección:

La loca lo ve y exclama:

--“Ahhhhhhhh, noo!! Otra vez el alcoholímetro Noooooooooooooooooo…..!!!!!!.

4 Drinkies se han servido.:

Luthien dijo...

Jajaja puros locossss, xiaaaa

La LLama Violeta dijo...

jajaja.... benditoooo....

pero los locos son felices vale... verdad? dimelo tu!!! jajaja

Chelupe dijo...

jejejejejejeej

Muy bueno señor, me acorde d enuestras charlas... ah no verdad? jejeej

Besitos, byep

!ngrata dijo...

Jajajaja...bueno tu de donde sacas estos chistes tan sepsosos....JAJAJAJA!!
=)